PROGRAMA MBSR

Reducción de Estrés Basada en Mindfulness

Fue Jon Kabat-Zinn, profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts —UMASS— el responsable de dar a conocer la práctica de mindfulness en contextos clínicos y académicos y de contribuir a su expansión por occidente. Practicante de yoga y meditación, en 1979 crea un programa basado en la tradición contemplativa budista, utilizando una metodología que permitiese entrar en contacto con la atención plena de una forma sencilla y desprovista de connotaciones filosóficas o religiosas. Concibió este programa, al que llamó Mindfulness-Based Stress Reduction —MBSR— como una intervención psico-educativa grupal en la que se entrenan diversas prácticas, destinadas a mejorar el afrontamiento de las situaciones estresantes y lo puso en marcha en el Centro Médico de la UMASS, dando lugar a la creación de la Clínica de Reducción del Estrés.

MBSR es un aprendizaje experiencial, en el que el conocimiento surge y se va desplegando a partir de la práctica. Entrenando la atención, el participante es capaz de hacer una pausa y percibir cómo sus pensamientos, sensaciones y emociones cambian continuamente, así como de aprender a no quedarse «enredado» en ellos. Adquiere de este modo nuevos recursos para la vida diaria, desarrollando habilidades que mejoran su autorregulación, asertividad y resiliencia, fortaleciendo su capacidad para afrontar situaciones difíciles y encontrando formas de relacionarse más positivas.

La intención de Kabat-Zinn de valorar los posibles efectos del programa en el entorno clínico le llevó a realizar estudios de investigación en pacientes con patologías de diversa índole —dolor crónico, psoriasis, etc.—. Los resultados obtenidos en sus trabajos, así como en los de otros investigadores que desde entonces han estudiado los beneficios de MBSR, le han otorgado evidencia científica no solo en aspectos relacionados con la gestión del estrés, sino también en otros relacionados con la disminución del malestar físico, emocional y mental y con el aumento del bienestar psicológico.

Gracias a estos descubrimientos, actualmente son numerosos los programas basados en MBSR que se llevan a cabo en los ámbitos sanitario y educativo, así como en contextos deportivos, empresariales y de desarrollo personal. Algunos se han diseñado para pacientes con diferentes patologías —trastornos del estado de ánimo, fibromialgia, dolor crónico, adicciones, trastornos de la conducta alimentaria, etc.-, mientras que otros están destinados a población sana.